Invirtiendo en la pesca artesanal sustentable en Caldera

264
COMPARTIR EN
264
  • Minera Candelaria y Fundación Lundin

Un importante apoyo al sector pesquero de Caldera concretó este 5 de julio minera Candelaria, tras la firma del acuerdo que compromete recursos y asistencia técnica por tres años para completar la renovación de la Planta de Procesamiento de Mariscos Punta Frodden y capacitar a pescadores locales para que operen las instalaciones de manera sostenible y bajo estándares de calidad.

La planta Punta Frodden es propiedad de S.T.I. de Buzos, Mariscadores y Artesanales del Mar de Caldera. Su restauración y posterior certificación como una Planta PAC (Programa de Aseguramiento de la Calidad) permitirá a los pescadores vender productos del mar con valor agregado directamente a exportadores o mercados nacionales, evitando intermediarios y permitiéndoles recibir un mejor precio por sus productos.

Respecto de la iniciativa, Luis Mariano Palacios, presidente del Sindicato, señaló que “este proyecto es muy importante para nuestro gremio, ya que tener una planta de procesamiento habilitada significa trabajo para nuestra comuna y para nuestros socios. Esta iniciativa va a permitir el trabajo colaborativo con otros sindicatos, lo que significará dar mayor valor agregado a nuestros productos”.

La asistencia técnica será provista por Fundación Lundin, la institución de emprendimiento e innovación social del Grupo Lundin, con base en Canadá; y Geomar, compañía chilena que se especializa en la exportación de productos del mar con calidad gourmet y bajo prácticas sustentables.

El asesoramiento experto y la orientación comercial de Geomar ayudarán a respaldar la gestión sostenible de los recursos marinos. Esta empresa proporcionará, además, capacitación y desarrollo de habilidades a los pescadores para operar la planta de una manera comercialmente viable y ambientalmente sostenible, las regulaciones chilenas y las mejores prácticas de pesca sustentable.

Javier Donoso Sanhueza, presidente de Geomar, indicó que “este proyecto es muy importante para Geomar, no sólo desde la perspectiva empresarial, sino que además representa un gran potencial para un manejo sustentable de los recursos bentónicos de las costas de la Región de Atacama. El proyecto Punta Frodden, será uno de los primeros en su tipo en Chile por el enfoque integrado a lo largo de la cadena de valor, pues conectará pescadores, buzos y mariscadores, una planta artesanal certificada, una planta de procesamiento final de productos gourmet y una cadena comercial con puntos de venta en países de Europa, Norteamérica, Asia y Sudamérica”.

El financiamiento es provisto por minera Candelaria a través de la Fundación Lundin y es parte de la estrategia integrada de la compañía, para apoyar medios de vida sustentables para los pescadores de Caldera.

Phil Brumit, presidente de Minera Candelaria manifestó que este programa de apoyo a los pescadores de Caldera y de Atacama confirma el compromiso de la compañía con el desarrollo sustentable de la comunidad de Caldera. “Contar con una planta certificada de propiedad de los pescadores artesanales y sobre todo conectada con mercados nacionales e internacionales, significará un positivo impacto en la generación de mejores ingresos y oportunidades de empleo para las familias de Caldera”.

Los fondos y la experiencia técnica de minera Candelaria complementan los recursos del Fondo de Administración Pesquera (FAP), para reiniciar las operaciones de la Planta de Procesamiento de Punta Frodden que estuvo fuera de servicio por más de 10 años. Se prevé que la planta será restaurada y certificada bajo los estándares de las normas PAC para fines de 2018.

En tanto, Stephen Nairne, director de Fundación Lundin, señaló que a través de este proyecto, los pescadores integrarán conocimientos y experiencias para agregar valor en la cadena y, sobre todo, prácticas sustentables en sus áreas de manejo que protejan los recursos existentes y promuevan la recuperación de la biomasa marina. “Fundación Lundin, en alianza con socios estratégicos, apoya la generación de valor compartido con las comunidades el desarrollo de oportunidades sostenibles en el tiempo, que conecten productores con mercados éticos, justos y responsables con el medio ambiente”.

El proyecto pretende generar mejoras de ingresos para aproximadamente 100 familias de pescadores de Caldera y está diseñado para crear puestos de trabajo para la operación de la planta.

Se espera que a principios de 2019, los pescadores de Caldera puedan acceder a la planta de procesamiento de mariscos Punta Frodden, para vender sus productos semiprocesados.

3

4

2

1

COMPARTIR EN
En este artículo

Danos tu opinión