LAS OPORTUNIDADES Y DESAFÍOS QUE ENFRENTA LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

46
COMPARTIR EN
46

 Fuente: https://tecno.americaeconomia.com/

La consolidación de esta innovación en nuestra vida cotidiana trae consigo un conjunto de temas sobre los que reflexionar.

Por Marta Nieto y Jaime Martín-Peñasco para Think Big. La inteligencia artificial no para de evolucionar y la batalla por conquistar el siguiente avance es una constante. Pero, ¿qué camino le espera a esta tecnología? ¿Qué nos aportará en el futuro que no lo haga ya?

Toda una serie de oportunidades y desafíos que te mostramos a continuación, y sobre los que te animamos a reflexionar un rato.

Un mundo lleno de usos

Qué usos daremos a la inteligencia artificial es una pregunta que se encuentra en el aire. Hay quienes tienen una visión más esperanzadora, y quienes, por el contrario, ven un futuro un tanto negro con la implementación de esta tecnología.

Eligiendo ver el vaso medio lleno, existen muchos campos donde la inteligencia artificial cobrará un uso positivo para todos nosotros. Entre ellos, destacan los siguientes:

El mundo de la banca: y es que, ¿a quién no se le ha hecho cuesta arriba tener que salir a la calle antes de que cierre el banco para una duda tonta? Pues bien, gracias a la aplicación de la inteligencia artificial, muchas de las actividades más cotidianas de un cliente con su banco se están traspasando al mundo online. La banca digital ya es una realidad que está presente a nuestro alrededor y sobre la que, la gran mayoría, sacamos provecho a la hora de hacer una trasferencia, un pago o consultar los últimos movimientos.

Servicios públicos: desde la educación hasta el gobierno. El uso de la inteligencia artificial no tiene fronteras, y en su camino por mejorar la vida de las personas ha encontrado infinidad de usos en los servicios públicos. Mejorar la relación entre el ciudadano y la administración, a través de tecnologías de autoservicio fáciles y útiles; hacer más sencillas las ventas al por menor, con el uso de merchandising, ofertas y promociones más acordes y eficaces, en función de su capacidad de predicción; u optimar el sector educativo desde una mejora del control de las relaciones entre los profesores y los alumnos, entre otras.

Medicina: son conocidos por muchos los hitos que la inteligencia artificial está llevando a cabo en el campo de la medicina. Predecir un infarto, microrobots para perfeccionar los resultados de una operación, la posibilidad de controlar el historial clínico de una paciente de forma automatizada, etc. Son muchos los avances que ya han tenido lugar en el ámbito médico, pero todavía queda mucho por llegar en la mejora de nuestra salud.

Medios de comunicación: la televisión, la radio, los periódicos… La información es un campo muy jugoso para la inteligencia artificial que ha sabido cómo explotarlo. Conocer a la audiencia es vital para los medios de comunicación que se nutren de las posibilidades que esta tecnología les permite para así poder llevar a cabo, por ejemplo, un márketing programado para un target determinado, saber cuándo explotar ciertos contenidos, o dar la posibilidad a su audiencia de interactuar con el medio y convertirle en el protagonista.

Telecomunicaciones: mejorar la experiencia de cliente, un mayor control y conocimiento de los contenidos y la seguridad en redes son solo algunos de los ejemplos de avance que la inteligencia artificial ha traído al mundo de las telecomunicaciones. Los asistentes virtuales son un claro ejemplo de ello. Alexa, Siri, Aura… Y es que, ¿a quién no le gusta tener a alguien siempre pendiente y a su disposición que le facilite un poco la vida?

Los riesgos no se borran del mapa

Todas las oportunidades de futuro que plantea esta tecnología son acogidas con cierto respeto. Y es que, no se pueden borrar de un plumazo los riesgos y desafíos que trae consigo. Como más vale prevenir que curar, queremos ayudar a la tecnología recopilando los peligros más importantes a los que podría enfrentarse.

Seguridad: la detención de posibles fraudes, la ciberseguridad y control de riesgos derivados de su uso se ha convertido en el principal desafío de esta tecnología.

Empleo: con la implementación de la inteligencia artificial se está sustituyendo mano de obra humana por máquinas. Es tiempo de preguntarse entonces cómo encajarlos en nuevos puestos o plantearse qué nuevos empleos van a surgir a raíz de estos cambios. Pero tranquilidad. No nos quedaremos sin trabajo. La capacidad artística de un pintor, de un músico, de un escultor… ¿cómo puede la inteligencia artificial conseguirlo?

Ética: ¿es maligna la inteligencia artificial?. Es una pregunta que muchos se hacen, pero para la cual, al menos de momento, no hay respuesta. Su capacidad de responder es y será superior a la humana, pero ¿y su capacidad de hacerse preguntas? Ahí sí que la mente humana no tiene competencia. ¿Qué ética podrá reinar en la inteligencia artificial? ¿Qué capacidad crítica poseerá?

Sin duda, toda una serie de desafíos sobre los que, por el momento, poco se puede predecir. Y es que, solo el tiempo desvelará cómo y hasta qué punto la inteligencia artificial conseguirá sobreponerse a los desafíos y oportunidades que tiene por delante en la actualidad.

 

COMPARTIR EN
En este artículo

Danos tu opinión