Programa de capacitación fortalece habilidades de estudiantes del liceo Manuel Blanco Encalada de Caldera

159
COMPARTIR EN
159
  • Minera Candelaria, Municipalidad de Caldera y Universidad Santo Tomás.

Un importante programa de capacitación finalizaron minera Candelaria, la Municipalidad de Caldera y la Universidad Santo Tomás, con la certificación de 26 estudiantes del Liceo Manuel Blanco Encalada de esa comuna, que participaron en cursos de apresto laboral y manipulación de alimentos, insertos en el Programa de Formación Complementaria (Forcom).

Se trata de jóvenes de tercer y cuarto año medio de ese establecimiento educacional, de las especialidades de Servicios de Hotelería y Turismo y Elaboración Industrial de Alimentos, que participaron en esta capacitación con el objetivo de fortalecer sus competencias laborales y mejorar sus posibilidades de empleo.

El programa fue financiado por minera Candelaria y ejecutado por la Universidad Santo Tomás, instancia en la que los estudiantes de Servicios de Hotelería y Turismo participaron en el curso de apresto laboral, capacitándose en las competencias asociadas a su especialidad, tales como protocolo, atención de público, servicio al cliente y seguridad laboral, entre otras; en tanto que los estudiantes de Elaboración Industrial de Alimentos, se capacitaron en aspectos técnicos relacionados con la manipulación de alimentos, recibiendo la licencia de manipulador.

Respecto de este programa, Edwin Hidalgo, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de minera Candelaria, indicó que “parte importante de nuestros compromisos, es contribuir al bienestar y desarrollo de las personas, en este caso de la comunidad de Caldera, y sin duda que un camino efectivo para ello, es a través de la capacitación y educación. Hemos desarrollado programas de entrenamiento en diferentes especialidades y en ese contexto, consideramos muy importante entregar conocimientos y habilidades a los estudiantes del liceo Blanco Encalada, para que fortalezcan sus competencias, se inserten al mundo laboral con las herramientas adecuadas y puedan mejorar su calidad de vida”.

En tanto, Brunilda González, alcaldesa de Caldera manifestó su satisfacción por la finalización de este programa que marca “esta nueva relación que tenemos con minera Candelaria, en la que el fortalecimiento de los lazos con la comunidad y la responsabilidad social empresarial han quedado claramente demostradas con la instalación de la oficina comunitaria en Caldera y con el acuerdo marco de colaboración que firmamos hace unas semanas, entre otras iniciativas. Del mismo modo, agradezco a la compañía hacer uso de la franquicia tributaria, definiendo dirigirla a la capacitación de nuestros estudiantes del Liceo Manuel Blanco Encalada, un establecimiento que tiene altos índices de vulnerabilidad social y que, en su modalidad de politécnico, la relación con las empresas es tremendamente relevante, permitiendo a los jóvenes capacitarse y fortalecer sus habilidades”.

Por su parte, Alejandra Castillo, una de las jóvenes beneficiadas expresó que “esta es una oportunidad que no se le da a cualquiera. Yo me di el tiempo de ir al curso y estoy segura que me va a ayudar a tener un mejor futuro. Es un curso que realmente vale la pena y llamo a todos los jóvenes a que participen”.

En tanto, Antonella Veneciano, alumna de la especialidad de turismo, indicó que “me pareció un muy buen curso. Yo me quiero especializar en administración de empresas y este curso va a ser muy útil para tener oportunidades en el mundo laboral. También es una muy buena oportunidad de capacitarse en temas que no se dan habitualmente en nuestro colegio”.

En el marco del trabajo conjunto con la municipalidad de Caldera, minera Candelaria además inicio un curso de Licencia de Conducir Clase B para 32 estudiantes de este liceo.

Certificación Forcom Liceo Blanco Encalada 0000

 

COMPARTIR EN
En este artículo

Danos tu opinión