Patios escolares inclusivos: un emprendimiento orientado en el respeto a la diversidad

353
COMPARTIR EN
353
  • “Buscamos potenciar los patios de las escuelas, recreando espacios lúdicos y pedagógicos que inviten a la comunidad escolar a descubrir y descubrirse”.

Incentivada por su experiencia como madre de un menor que asiste a un establecimiento educacional con proyecto de integración, Andrea Klein, de 48 años, gestora cultural y fotógrafa radicada en la comuna de Caldera, hoy lidera el emprendimiento Patios Escolares Inclusivos, que busca intervenir espacios en las escuelas públicas de la Región de Atacama, que cuenten con Proyecto de Integración Escolar (PIE), con la finalidad de promover el respeto a la diversidad.

El proyecto, que actualmente se encuentra en la etapa de desarrollo de prototipo, busca promover un entorno inclusivo, que considere la diversidad del alumnado, ya sea en intereses, motivaciones, capacidades, necesidades y estilos de aprendizaje.

“Buscamos potenciar los patios de las escuelas, recreando espacios lúdicos y pedagógicos que inviten a la comunidad escolar a descubrir y descubrirse. Atacando uno de los principales problemas que hemos visualizado, como son las barreras del entorno en el recreo de las escuelas”, comentó Andrea Klein.

El patio escolar inclusivo, además contempla incorporar la sostenibilidad ambiental en su etapa de construcción, a través de la utilización de materiales reciclados para la creación de juegos estacionarios de piso y de pared, basado en un diseño integral, que responda a las necesidades e intereses de niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE).

Fundado en la estrategia de crear un ambiente de juego diferente e innovador, este proyecto busca cambiar el paradigma, logrando que sean los niños sin necesidades especiales quienes se integren, por cuanto sus habilidades les permiten adaptarse con más facilidad.

 Inventa Comunidad

Es importante destacar que Patios Escolares Inclusivos, es uno de los siete emprendimientos que resultaron ganadores del Programa Inventa Comunidad de minera Candelaria, lo que les ha permitido trabajar en el prototipo de proyecto.

El Programa Inventa Comunidad es financiado por la Fundación Lundin y cuenta con el apoyo, como socios estratégicos de minera Candelaria para el desarrollo del programa, de la incubadora de negocios Chrysalis y de la incubadora social Gen-E, ambas pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Es una iniciativa que está enfocada en la gestión de ideas, dirigido a proponer soluciones en forma conjunta entre vecinos, ciudadanos y Minera Candelaria, frente a problemas que les afecten y de esta manera transformar positivamente sus respectivas comunidades.

“Poder materializar y probar una idea, sentimos que tenemos licencia para el error, que muchas veces como emprendedor no se tiene, debes probar con nuestros recursos y muchas veces estos recursos son escasos. Que exista este tipo de financiamientos como Inventa Comunidad, es una oportunidad única, cuando apareció pensamos que no debíamos perderla, para desarrollar una de las tantas ideas que se nos van ocurriendo cada día. Ahora, podemos decir que no es solo una idea, sino que al fin la concretaremos  y probaremos”, argumentó Marisol González, parte del equipo de trabajo de Patios Escolares Inclusivos.

Próximos pasos del proyecto

Chrysalis sede Atacama, en su rol de entregar apoyo integral a los proyectos, vincula a los emprendedores con un ingeniero de proyecto, quien es el encargado de guiar y otorgar herramientas que potencien las ideas de negocios.

En ese contexto, y  en relación a las actividades que se proyectan en los próximos meses para Patios Escolares Inclusivos, Josué Trujillo, ingeniero de proyecto de Chrysalis comentó que  “en marzo y abril se espera la materialización de la construcción, el testeo y las modificaciones respectivas, de acuerdo a la interacción con el usuario, para finalmente en junio poder crear un informe de análisis, presentando las mejoras y las características cualitativas que tiene este producto hacia la comunidad educativa”.

“El apoyo brindado por Chrysalis como nuestro patrocinador ha sido muy bueno, nos han ayudado a ordenarnos desde el inicio con la idea, de hecho la hemos ido trabajando para que  sea más concreta, ponernos plazos y generar metodología y equipo de trabajo. Como equipo nos sentimos apoyados, sentimos que tenemos un equipo potente y diverso detrás de nosotros”, comentó Marisol González, integrante del equipo de trabajo de Patios Escolares Inclusivos.

En lo inmediato, el equipo de trabajo se encuentra en proceso de coordinación con el DAEM de la Municipalidad de Caldera, y directores de establecimientos educacionales con Proyecto de Integración Escolar (PIE) de la comuna, con la finalidad de establecer cuál será el establecimiento en el que se construirá el primer Patio Escolar Inclusivo de la región.

1

_MG_4984

COMPARTIR EN
En este artículo

Danos tu opinión